Día de limpieza

Esta nota intenta ser, como decimos por aquí, una «nota de color», es decir, no sirve para nada, aunque, las conclusiones que podemos obtener de lo que voy a decir y mostrar, pueden sernos útiles y no sólo en Second Life, sino también en todo los usos que le damos a nuestra computadora (u ordenador, ¿vale?).

Todo empieza con el bendito clima de buenos aires, que este año ha decidido variar de días de 40 grados a pasar el siguiente día con 13 y así. Pero aquí el problema son los 40 grados y como repercute en mi PC tanto calor. Desde hace ya semanas venía notando problemas de lag gráfico en SL y también en mi PC. Eso, sumado a que sentía salir mucho aire caliente del gabinete del PC, me hizo tomar la alocada decisión de poner manos a la obra y hacerle una buena limpieza a mi querida computadora.

Bien, otro dato es que el widget que tengo en uno de los escritorios me indicaba que llegaba a tener 50 grados de temperatura en el microprocesador  y 57 grados en la GPU de la gráfica. Si bien, están en valores altos, pueden considerarse tolerables, mas en mi caso que soy de los dejan su PC encendida las 24 hs del día y le dan un uso intensivo a la misma.

Antes de empezar a mostrar lo que encontré, les dejo un detalle de mi PC para que puedan identificar los componentes:

Microprocesador: AMD FX-6300 (6 núcleos a 1400Mhz)

Motherboard: Gigabyte 970A-UD3P

Memoria RAM: Variable, alterno las memorias con servidores que administro, suelo tener 8GB, pero al momento de apagarla para esta limpieza, tenía 16GB y luego le agregué 4GB, ahora: 20GB

Discos Duros: 2 HD SSD de 512Gb c/u, 2 HD SATA de 1TB y 1HD SATA de 2TB.

Tarjeta Gráfica: Nvidia GeForce GTX 760/PCIe

Monitor: 2, 1 LG WS 23EA53 y 1 LG WA 2042S

Fuente de Poder: Antec 550W

Gabinete: normal, una porquería, pero se defiende, marca Satellite.

Sistema Operativo: Ubuntu 16.04

Escritorio Gráfico: KDE Plasma 5 (distribución Kubuntu)

El uso que le doy a mi PC es mayormente para trabajo en internet, mantenimiento remoto de servidores de hosting (via ssh), servidores de telefonía IP con Asterisk mantenimiento de páginas webs, soporte a usuarios vía teamviewer, varias tareas más y, por supuesto, entrar a Second Life y Osgrid.

Bien, ahora asi, a los hechos!

Luego de apagar la pc, llevarla a mi mesa de trabajo y empezar a desarmarla, lo primero que hago es comenzar con la tarjeta gráfica, a la cual, le he quitado bastante tierra y pelusa, como pueden ver en la siguiente imagen:

Y, a continuación, verán las distintas partes de dicha tarjeta, ya limpiadas y listas para su ensamblaje:

Sólo falta colocarle grasa siliconada sobre el GPU de la tarjeta (para mantenerla refrigerada) y luego si, armarla nuevamente

Y bien, con todo ya listo, ahora si, a ver como queda la tarjeta gráfica armada:

Terminada esta parte, el siguiente paso es hacer la misma tarea con el microprocesador, el cual, también, tenía la grasa siliconada a punto de comenzar a solidificarse y el disipador cubierto de tierra, como podrán ver:

El cual, luego de la limpieza, queda asi:

El ventilador del disipador, también tenía tierra acumulada pero, afortunadamente, no en el mismo grado:

Aqui es importante resaltar que si se deja acumular tierra en las paletas del ventilador, esta se pega a las mismas y termina provocando que gire desbalanceado, por lo cual, sumado a la tierra que se acumula en el disipador, incide en una mala ventilación del microprocesador (o GPU de la gráfica), con los consiguientes problemas de temperatura que provocan.

Tras cartón, me dediqué a trabajar con el motherboard (placa madre) y luego de quitarle el cablerío y desmontarla del gabinete, encontré que también tenía bastante suciedad acumulada, como podrán ver en las siguientes imágenes:

Pues bien, una vez efectuada la limpieza del motherboard, queda colocarle el micro en el slot correspondiente, añadirle grasa siliconada y luego, encastrar el disipador

Aquí, hago un alto para aclarar un detalle: la grasa siliconada no es para refrigerar como muchos creen, el objetivo principal es utilizarla para cubrir las rugosidades que se producen al entrar en contacto el microprocesador (o GPU) con la base del disipador. La grasa cubre los espacios que puedan quedar huecos y, con ello, evita que se formen bolsas de calor sobre el microprosador. Por ello, hay que tener mucho cuidado en la cantidad a colocar, poca cantidad puede no ser suficiente, pero mucha también es contraproducente y termina rebalsando y evitando que el calor se vaya del microprocesador. Lo ideal es colocar una cantidad aceptable en la zona central del procesador (sin llegar a sus bordes), ya que al ser presionado por el disipador, esta acción se encargará de dispersar la grasa por toda la base del micro.

Bien, luego de esto, me dediqué a limpiar la fuente de energía, que también tenía mucha tierra acumulada sobre sus circuitos y componentes y, por último, teniendo el gabinete vacío, hice lo mismo con el. (no adjunto imágenes porque ya llevaba 2 horas largas con esta tarea y quería terminarla).

Tarea final armar todo de nuevo y que no sobrara ningún componente 😛

Conectarle todos los periféricos (Teclado, Mouse, parlantes, webcam, monitores, otros), encenderlas y, una vez en el escritorio de mi sistema operativo, verificar la temperatura:

Bastante mejor, ¿no?

Ahora bien, ¿a que vino todo esto?

Además de simplemente compartir con ustedes lo que para mi fue una noche de trabajo/hobby, hacerles ver la importancia de mantener una buena limpieza de la computadora.

Muchas veces, cuando algún usuario de SL consulta en los grupos diciendo que su PC se ralentiza o se traba en SL, siempre pregunto si le pasa lo mismo en otras aplicaciones y que se fije la temperatura de su microprocesador y de su tarjeta gráfica, ya que cuando éstos superan ciertos valores (según marca y modelo) la ralentización o traba gráfica, es un síntoma de recalentamiento.

Los motherboards modernos suelen tener un disparador de seguridad que fuerza el apago de la PC al superar cierta temperatura del micro, para evitar que se queme, pero muchas veces, está desactivado por defecto. No existe está seguridad para los GPUs gráficos, por lo cual, exigirlo y llevarlo a temperaturas extremas, puede provocar, primero su malfuncionamiento y, luego, que se queme (las tarjetas gráficas ATI/AMD son las más propensas a quemarse, en mi experiencia).

Para tener un control sobre la temperatura, varios motherboards suelen tener algún utilitario que informa la misma, lo mismo el software de las tarjetas gráficas. Y, en caso de no encontrarlo o no tenerlo, pueden recurrir a un par de utilidades muy buenas y gratuitas, como ser CPU-Z microprocesador y motherboard, GPU-Z para tarjetas gráficas o Hardware Monitor para  todo el hardware.

Los usuarios de Linux pueden recurrir a la utilidad incorporada en cada distro lm-sensors. Para el caso de las MACs de Apple, la cosa se complica por ciertas decisiones de la empresa que han volteado a varias aplicaciones de terceros que eran muy buenas (leer ESTE ARTICULO, en inglés).

Por último, cual programa de locuras yanqui, vale dejar el aviso: «NO hagan esto en sus casas si no tienen conocimientos para ello».

Siempre es mejor recurrir a un técnico de confianza que haga el trabajo y evitarse problemas.

SaludOS/2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.