Reflexiones 2

Continuando con mi etapa de reflexiones sobre mi experiencia en Second Life.

Quienes me conocen saben como pienso, como soy y como actuo, por lo tanto, este artículo va más dirigido a quienes no me conocen, mas que nada para dejar aclarados algunos aspectos de mi accionar  y de quien soy que, parece, suelen ser malentendidos por la mayoría.

Cuando no se me conoce, puedo ser parco, distante, cortante y seco, lo se, lo reconozco, es como soy, en RL y en SL. Pero, cuando hay confianza suelo ser bromista, tener doble sentido y hacer bromas aún en las situaciones mas tensas que se pueda vivir.

Tengo mis principios, mis ideales y mi forma de luchar y defenderlos y, eso, no lo voy a cambiar por nada.

¿A que viene esto?

Bueno, como suelo opinar de todo y de todos, muchos piensan que soy alguien que niega las cosas, los “avances”, que me opongo a todo porque si, etc. Y no, no es asi, siempre tengo motivos, pero, lo mas importante, es que, simplemente, ejerzo mi derecho a pensar por mi mismo, sacar mis propias conclusiones y opinar sin ataduras de ningún tipo.

Desde mi vieja época de mentor en SL que, en algunas discusiones con otros mentores de habla hispana (que preferian ayudar en inglés a hacerlo en nuestro idioma) vengo diciendo lo mismo: “yo defiendo a Second Life, no a Linden Lab”, esto significa que no tengo amigos en la empresa, no me atengo a sus deseos ni soy dogmático con la palabra de Linden Lab, tengo mis propios pensamientos e ideas, tampoco busco quedar bien con ellos ni, mucho menos, ver si me dan algún trabajo en SL.

Por lo tanto, mis opiniones son libres, tan libres como lo soy yo, puedo aplaudir lo que considero una buena política para con los usuarios como puedo criticar duramente lo que considero una gran cagada por parte de la empresa.

Y esto porque hace no mucho tiempo, una persona, que regentea un sitio de ayuda en español, durante una discusión, me dijo algo asi como “me extraña que hables mal de Linden Lab cuando trabajamos para ellos”, palabras que me dejan pensando en lo mal que alguna gente entiende las cosas.

Y digo que cierta gente no entiende las cosas por varios motivos, a saber:

  1. Ni yo, ni nadie que participa en proyectos voluntarios de Second Life, trabaja para Linden Lab, incluso aquellos que firmamos algún contrato RL con ellos, en el mismo queda debidamente aclarado la no relación laboral entre nosotros y la empresa.
  2. En lo personal, aun cuando trabajara para una empresa eso no me impide opinar sobre mis desacuerdos con la misma, ya que eso hace que se pueda cambiar y mejorar.
  3. Dar mi opinión sobre algo que creo está siendo mal encarado o manejado no es sinónimo de “hablar mal de”, por el contrario, es intentar que esa o esas personas a cargo vean otros puntos de vista y puedan analizarlos.

Todo esto porque muchas veces y mucha gente se ha acercado a mi para consultarme sobre temas de manejo exclusivo de Linden Lab en la creencia que tengo contacto directo con ellos o que trabajo para dicha empresa, lo cual, como dije antes, no es asi. También, otros me han dicho que hay gente que declama a los 4 vientos “trabajar para Linden Lab” como si eso fuera un símbolo de prestigio y poder.

Por otro lado, también recuerdo, hace unos años, usando una cuenta alternativa, haber discutido con un usuario que, en se momento, integraba el plantel del grupo de ayuda de un visor muy utilizado (luego que yo abandonara dicho equipo) y, al no poder rebatir mis argumentos su única respuesta fue: “¿quién de los dos figura en los créditos del visor?”, como si eso fuera sinónimo de su conocimiento extremo y sabiduría sobre dicho visor, cuando es alguien que a duras penas puede encontrar el ícono del visor en el escritorio de su Sistema Operativo.

Asi como esta persona, hay muchos mas corriendo por Second Life en busca de reonocimiento, fama, dinero y poder (si, es irónica la frase) con una desesperación que, al día de hoy, sigo sin entender.

Como siempre digo (y no soy el único), en definitiva, al final del día uno cierra Second Life y la vida real nos muestra lo que, nos guste o no, realmente somos.

Gente que se sienta a esperar que otros hagan cosas, piensen y lancen proyectos, para, luego, correr a intentar robárselos y ver si con ello, pueden adjudicarse un crédito que no podrían obtener de otra manera.

En fin, tantas cosas, que sería mas para un libro que para un simple artículo en un simple blog.

SaludOS/2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.