Second Life y sus normas: Los “Big Six”

A menudo muchos usuarios me consultan sobre determinados aspectos específicos de la normativa de Linden Lab y Second Life. También en forma frecuente veo a gente que emite normas locales (de sus comunidades, regiones o parcelas) e invoca el TOS (Términos del Servicio) para justificar alguna restricción o norma particular.

En general, veo que muchos realmente no tienen idea acerca de la normativa imperante en Second Life. Muchos, incluso, cuando se les dice que “hagan un AR” o “Envien un reporte” terminan preguntando “¿Y eso qué es?”

Por esto y otras razones mas he decidido escribir una seria de notas acerca del conjunto de normas que rigen nuestra vida dentro de Second Life. Cómo son varias y cada una tiene lo suficiente para su desarrollo es que, creo, no alcanzaría con un solo artículo.

Para comenzar, en este primer artículo, vamos a referirnos a lo básico, digamos. La filosofía de Linden Lab para con Second Life, la cual se resume en lo que se conoce como los “Big Six” (algo así como los “Seis (conceptos) Principales”).

Estos son (desde la óptica de Linden Lab):

  1. Intolerancia: Para Linden Lab es importante combatir la intolerancia, en todos sus formas, dentro de Second Life. Por ende, toda acción que tiende a marginar, menospreciar o difamar a individuos o grupos, se considera que inhiben el intercambio satisfactorio de ideas y destruyen a la comunidad de SL. El uso de lenguaje o imágenes despectivas o degradantes para con una raza, etnia, religión u orientación sexual de otro residente es algo que no está permitido por las normas de SL.
  2. Acoso: Cómo Second Life ofrece muchas alternativas para vivirlo, el acoso se puede manifestar de múltiples maneras, por ende, palabras o comportamiento que ofendan, intimiden o amenacen, propuestas de favores sexuales, acercamientos sexuales no consentidos y todo aquello que pueda causar molestia o temor, es considerado Acoso.
  3.  Asalto: Buena parte de las áreas de Second Life suelen estar marcadas como seguras. En SL Asalto  significa disparar, golpear o empujar a otros residentes en un Área Segura. También crear o usar objetos con scripts que provocan molestias a terceros.
  4. Indiscreción: Para Linden Lab, es importante que cada Residente tenga un nivel razonable de privacidad en lo referente a su experiencia dentro de Second Life. Por lo tanto, no se permite compartir información personal de la vida real de otro usuario sin su consentimiento expreso y en lo que respecta a género, religión, edad, estado civil, raza, preferencias sexuales, nombres de cuentas alternativas y localización de su domicilio. Esto, obviamente, dentro de lo no declarado por el mismo usuario en su perfil de Residente. Además, también están expresamente prohibidos por las normas de Linden Lab, la monitorización remota de conversaciones, publicar los historiales de conversaciones o compartirlos sin permiso expreso de los otros participantes.
  5. Regiones, grupos y anuncios clasificados Adultos: Si bien, para Linden Lab, Second Life es una comunidad adulta, todo actividad y contenido “Adulto” no están permitidos en los terrenos del continente (Mainland). Esto solo se permite en las regiones privadas o en el continente Zindra (Adulto). En cualquier caso de contenido, actividad o comunicación que estén incluidos en la Definición de Calificación Adulto deben estar en regiones calificadas como “Adultas” y se debe impedir el acceso a cuentas no verificadas.
  6.  Alterar la paz: Todo Residente tiene derecho a vivir su experiencia en Second Life. Por ende, se considera alteración de la paz todo acto que tienda a interrumpir eventos programados, el envío repetido de avisos publicitarios no deseados, el uso de sonidos repetitivos, el uso de objetos de seguimientos o que se autorepliquen o de otros objetos que, intencionalmente, ralenticen el servidor (simulador) o impidan la posibilidad de disfrutar Second Life.

Ahora bien, teniendo ya la definición de cuales son las “Bix Six”, cabe hacer algunas consideraciones al respecto.

Si bien estas normas son la base de la convivencia en Second Life, no debemos tomarlas al pié de la letra y actuar en consecuencia. Como todo, se requiere un mínimo de sentido común para convivir con ellas. He visto a muchos usuarios que llevan al extremo el ejercicio de las normas y ante la más mínima situación se quejan, denuncian o exigen a los dueños de regiones o terrenos se sancione al “infractor”.

Cómo todo en la vida, se requiere paciencia, diplomacia y, como dije antes, sentido común para actuar en casos de disturbios. Hablar con el infractor, convencerlo en que cese su actitud, evaluar la situación, no alimentar el problema siendo parte del mismo. En fin, se requiere también tener cierto grado de tolerancia.

Muchas veces, usuarios nuevos entran a Second Life y desconocen las normas (escritas y no escritas) del medio y lo que para ellos es una broma, para otros no lo es. En la mayoría de los casos esto se resuelve explicando y teniendo paciencia y no sancionando y denunciando. De hecho Linden Lab, toma a la ligera denuncias por cualquier cosa y solo actúa cuando realmente la situación amerita un grado lógico de gravedad (a veces, exageran en cuanto a la tolerancia ante ciertas actitudes).

Como bien decimos muchos, cuando nos enfrentamos a un griefer o troll, lo mejor que podemos hacer es ignorarlo, no alimentar su necesidad de sentirse reconocido y evitar llevar la situación a su terreno, a la larga, se terminan cansando y se van a otro lugar donde puedan encontrar gente dispuesta a entrar en su juego.

Para la próxima nota, hablaremos de los Términos del Servicio (TOS = Terms Of Service) de Linden Lab, los cuales, podríamos decir, serían como la Constitución del mundo Second life.

SaludOS/2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.