Windows 10: Problemas con la Actualización Octubre 2018

Desde hace varios días se está esperando la actualización de Octubre 2018 de Windows 10, la cual iba a liberarse en forma automática a través de windows update el próximo 10 de octubre.

No obstante, al descubrirse una serie de problemas, catalogados como “graves”, Microsoft ha decidido e informado a los usuarios que ha suspendido dicha actualización hasta tanto encuentren los problemas reportados y puedan solucionarlo.

Entre los problemas ya reportados y conocidos, seguramente el más grave es el que implica el borrado de archivos y documentos del usuario durante la actualización. Microsoft ya ha recibido infinidad de reportes, reclamos y saludos a su familia por este “problema” de parte de usuarios no muy contentos por haber perdido sus archivos que, en muchos caso, tenían años alojados en su PC.

Según el usuario de Twitter @coolKevinator, este problema es muy probable que se deba a un fallo en la actualización de onedrive, el servicio de alojamiento de archivos en el nube de Microsoft.

Aparentemente, si el usuario tiene todos sus archivos en su carpeta de usuario de windows (como es por defecto) y éstos no se encuentran en onedrive, la actualización borra sistemáticamente todos los archivos del disco local para “sincronizar” ambas plataformas (la PC local y onedrive).

Obviamente esto solo puede ocurrir si el usuario, utiliza onedrive o tiene cuenta en dicho servicio pero no se preocupa en actualizar sus archivos en la nube.

Otro problema que me ha sido comentado por uno de los administradores del Portal de la Comunidad (Community Gateway) London City es que la actualización 1809 le ha reiniciado todas las configuraciones de windows, especialmente, aquellas de seguridad y privacidad, con lo cual, ha tenido mas de un problema al conectarse a Second Life (no poder usar el Mic, daño en el archivo del visor que guarda los datos de usuario para la conexión, cambios en el configuración gráfica, etc.)

Esto puede estar relacionado con otro de los problemas que se ha detectado en hardware de Intel Gráfico y de Sonido, en los procesadores de 6ta. generación Intel Skylake, que hace que el uso de windows provoque un excesivo consumo de recursos y procesador, llevando, en las PCs portátiles, a un agotamiento prematuro de las baterias.

Sobre este problema, tanto Intel como Microsoft ya están al tanto y buscando la solución. Por el momento, recomiendan instalar los controlares de Intel desde la página de Intel que se encuentran en el SIGUIENTE ENLACE.

Entonces, resumiendo. La actualización 1809 (Octubre 2018) de Windows 10, programada para el próximo 10 de octubre, ha sido suspendida hasta tanto se corrijan sus fallos.

Vale aclarar que si bien la fecha de liberación a través de windows update era, como se dijo, el 10 de octubre, esta actualización ya podía ser instalada manualmente desde hace ya un par de semanas o, como ha sucedido en muchos casos, se ha instalado sin intervención del usuario (muy Microsoft, ¿no?).

Dicen que el que se quema con leche, ve una vaca y llora. Esto es, a la vista de lo sucedido, el consejo a todos los usuarios de Windows 10 es que hagan copia de seguridad de todos sus archivos importantes, ya sea en medios magnéticos (pendrive, CD, DVD, discos removibles, cuadernos Gloria, etc.) o en los distintos servicios de almacenamiento de archivos en la nube.

En lo personal, luego que Torric (London City) me comentara sus problemas y de haberlo ayudado con los mismos, procedí a forzar la actualización 1809 en una portátil con windows 10. El proceso fue el normal (lento, pesado, largo) pero no me ha cambiado ninguna confguración de windows, tampoco (al menos no lo he notado y como es una PC para pruebas, tampoco me preocupa) me ha borrado archivos o he notado la ausencia de ellos.

Imagino que esto se debe a que soy poco amigo de utilizar gran parte del software y servicios de windows que se instalan por defecto, procediendo a desactivarlos o desinstalarlos sin mas luego de instalar Windows. Y, por este motivo, no he quedado sujeto a dichos problemas (OneDrive, por caso). Tampoco el problema con los controladores, ya que utilizo los suministrados por los respectivos frabricantes del harware y no los provistos por windows.

En definitiva, podemos decir que es una ruleta rusa, muchos usuarios han tenido infinidad de problemas, el más grave, como apunta el usuario Robert Zico, en los foros de la comunidad Microsoft, que ha perdido unos 220Gb en archivos desaparecidos de su disco local.

Mientras tanto, otros muchos usuarios no han percibido problema alguno con esta actualización (me incluyo y toco madera).

SaludOS/2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.